¿Qué es la Ozonoterapia?
 
El Ozono es un gas, en concreto una forma energetizada de Oxigeno con la formula química O 3 . El Ozono se disocia fácilmente en Oxigeno O 2 , liberando así el llamado Oxigeno Singleto, el cual es un agente fuertemente oxidante. Es esta reactividad la que provee el punto de partida de los múltiples efectos del Ozono dentro de nuestro organismo.

El Ozono es un compuesto de Oxigeno que también ocurre en la naturaleza, aproximadamente a 30 kilómetros arriba de la superficie de la tierra, si bien este Ozono no tiene absolutamente nada en común con el Ozono médico. El Ozono médico es una mezcla de (al máximo) 5 partes de gas de Ozono puro y 95 partes de Oxigeno cuando se utiliza externamente y una mezcla de 0,05 partes de Ozono y 99,95 partes de Oxigeno, cuando se utiliza internamente.

Las aplicaciones potenciales del Ozono médico son demasiado numerosas como para enlistarlas, pero incluyen el mejoramiento general, incremento en la longevidad con buena salud, optimiza la curación de heridas después de una operación, estimula al sistema inmunológico y actúa como un tónico general.

El uso médico del Ozono se puede resumir en estas 3 áreas :
    
  • El espectro entero de infecciones, ya sean agudas ó crónicas, virales, bacterianas o micóticas.
  • Todas las enfermedades donde haya una falta del Oxigeno tisular (hipoxia). Estas incluyen enfermedades cardiacas, angina de pecho, arterioesclerosis y sus complicaciones, gangrena, algunas demencias, úlceras que no sanan y venas varicosas.
  • Una variedad de otras enfermedades no relacionadas con las anteriores. Entre las principales tenemos, la artritis, la espondilitis anquilosante, diabetes, cánceres, SIDA, enfermedad de Parkinson, obesidad, alergias, asma, abcesos, acné, fístula anal, cirrosis hepática, herpes, tromboflebitis, osteomielitis, enfermedad de Raynaud. Hepatitis, etc.