Metodologia de la Ozonoterapia

 

En primer lugar el paciente es visto en consulta donde, tras realizársele las pruebas que se consideren oportunas, y después de un minucioso estudio de éstas, se le diagnostica o no una determinada afección.

Una vez que se ha establecido un diagnóstico se estudia si esta determinada afección que sufre el paciente, es susceptible de ser tratada mediante algún tratamiento con medicamentos, actividad física, rehabilitación, etc. Si se llega a la conclusión de que se puede tratar a través de este tipo de tratamientos, se procede a pautar uno determinado y se espera a ver la evolución, en caso contrario se estudia si puede ser tratado con OZONOTERAPIA o requiere tratamiento quirúrgico. Una vez que se ve la evolución del paciente y su respuesta al tratamiento se decide si hay que hacer un tratamiento de OZONOTERAPIA.

En líneas generales, el tratamiento de OZONOTERAPIA consiste en una serie de infiltraciones de una determinada cantidad de Ozono medicinal en la zona afectada. En cada una de estas infiltraciones se inyecta una mezcla de Oxigeno y Ozono que varía según la afección de que se trate. Todas las infiltraciones se realizan de manera totalmente ambulatoria y como norma habitual se repiten cada tres días durante todo el tiempo de tratamiento.
 

Infiltración ozono

 
 

Infiltración ozono