Miércoles, 17 de Noviembre de 2010 18:17

El Envejecimiento - Nuevas Aportaciones

 

Estudio realizado por el Dr. Nicolás Rubio García y por el Profesor Juan D. Bautista, de la Clinica Plevital, en Sevilla.

A lo largo de la historia de la humanidad, el humano siempre ha deseado vivir conservando la salud y la energía de la juventud. “El elixir de la eterna juventud, ha estado presente desde tiempo inmemoriales y en todas las culturas”.
 
La media estadística de longevidad  en la actualidad, en la población occidental, es de 80 años, aunque estimamos que a esta cifra se ha llegado hace ya algún tiempo. Todo ello en comparación con los primeros estudios conocidos, sobre 1915, en que esta cifra está en torno a los 38-40 años, que es idéntica a la del continente africano en la actualidad. Todo ello es enormemente positivo, y es consecuencia de las modificaciones en los sistemas de vida, vivienda, alimentación, sanidad, jornadas laborales, y un largo etc.…paro por ello estamos pagando un peaje muy importante, cual es y según la Sociedad Española de Medicina General (semergen), que afirma que en el entorno de los 45-50 años, cada persona padece unos tres procesos de tipo crónico (rinitis, hipertensión, cefaleas, insomnio, etc..), y que lógicamente se va incrementando con la edad. Y es entonces cuando aparecen enfermedades que no son nuevas en absoluto, pero que si experimentan un marcado incremento (diabetes, artrosis, cáncer, Parkinson…) y todo ello a partir de los citados 45 – 50 años. Muchos afirman que esto es coincidencia, en lo que en absoluto estamos de acuerdo. Pensamos que nuestro organismo no está programado para vivir 80 años. Si lo está  para los citados 38-40, y como prueba de ello es que lo viene haciendo desde hace miles de  años, que es el tiempo de aparición del hombre en la Tierra.

En general, y tal como dice Richard Epsein tener una buena salud depende de disponer de las moléculas correctas en el lugar preciso y en el momento oportuno. Por consiguiente la enfermedad y el envejecimiento se originan por la aparición de moléculas anormales, en células alteradas y además a destiempo. Las bases biológicas de la salud y la enfermedad se han transformado inevitablemente en moleculares. Para entenderlas y tratarlos etimológicamente, hemos superado la fisiología y la anatomía.

Se han propuesto muchas teorías, y de lo más variopinta, sobre las causas del envejecimiento. En la actualidad y sin que ello signifique que tenemos que descartar las demás, la que cuenta con más apoyos científicos  es la teoría de los radicales libres, de origen mitocondrial, ya que es la única que es capaz de explicar tres de sus características más importantes: es progresivo, es universal y es endógeno.

El carácter progresivo del envejecimiento, ocurre a  lo largo de toda la vida del individuo, tanto joven como viejo, y con una intensidad más o menos constante.

Es universal porque todos los individuos envejecen, y lo mismo puede decirse prácticamente todas las especies animales multicelulares, especialmente de las especies, que como la humana, dejan de crecer al alcanzar el desarrollo adulto.
 
Finalmente el origen del envejecimiento es endógeno, lo que explica que este continúe aunque se proteja al individuo de toda fuente de daño procedente del medio ambiente. Este carácter endógeno también explica porqué las distintas especies de animales envejecen a velocidades distintas, aunque vivan en el mismo ambiente. Esto significa que la velocidad del envejecimiento en cada animal, y por tanto su longevidad máxima, está determinada fundamentalmente por sus genes, no por el medio ambiente. Aunque este tiene su influencia.
 
Aunque el promedio de vida ha aumentado hasta duplicarse en menos de un siglo, nuestra calidad de vida ha recibido un fuerte golpe: estamos viviendo muy poco y muriendo muy largo. La mayoría de nosotros puede anticipar sufrimientos y morir con una enfermedad de corazón, demencia de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, artrosis y una lista muy larga.
 
El envejecimiento es un proceso multifactorial, en la que los radicales libres producidos durante el metabolismo del oxigeno causan daño a las células, lo cual conduce a alteraciones en el metabolismo y funciones celulares que se reflejan en alteraciones en las funciones fisiológicas del organismo.
 
Sí lo desea puede descargar el artículo completo sobre el envejecimiento - nuevas aportaciones, a continuación: Documento Pdf - El Envejecimiento